OBLIGACIONES DE LOS COMERCIANTES EN PERIODO DE REBAJAS

Fecha de publicación:01/04/2011
Resumen:La actual temporada de rebajas se extiende en Castilla-La Mancha desde el 7 de enero al 31 de marzo, ambos inclusive

Dentro de ese período, cada comerciante determinará la duración de las rebajas en su establecimiento, que será como mínimo una semana y como máximo dos meses. Las fechas elegidas para las rebajas deberán exhibirse en los establecimientos comerciales en sitio visible al público incluso cuando estén cerrados. Para que puedan anunciarse las rebajas, al menos la mitad de los artículos existentes deben ofrecerse a precio reducido. No podrán ofrecerse artículos obsoletos, ni objetos que no hubieran formado parte de la oferta habitual de ventas del establecimiento durante el mes anterior al inicio del período de rebajas, ni tampoco artículos que hubieran sido objeto de cualquier tipo de promoción durante dicho período. En los productos rebajados hay que indicar también el precio anterior, no sólo el nuevo precio más reducido. Además, son aspectos muy controlados a la hora de una inspección o denuncia a un comercio los siguientes: - Tener licencia de apertura y disponer de alta en I.A.E. - Tener en lugar visible el horario de apertura y cierre. - Entregar siempre factura o ticket de compra. - Disponer de hojas de reclamaciones. - Disponer de cartel anunciador de la existencia de hojas de reclamaciones. - Si se venden bebidas alcohólicas, tener visible el cartel de prohibición de venta de alcohol a menores de 18 años. - Exhibir en todos los productos el precio de venta al público. - Exhibir el precio en todos los productos expuestos en los escaparates. - Exhibir el precio por unidad de medida en los casos en que así se disponga. - El etiquetado debe aparecer como mínimo en castellano. - Los arcones congeladores no deben sobrepasar la línea de carga. - Los muebles frigoríficos deben cumplir las condiciones de conservación en frío. El incumplimiento de esta normativa puede ser objeto de sanción. Importante: el hecho de entregar una hoja de reclamación a quien lo solicite, no supone que la empresa vaya a recibir una sanción. En la propia hoja la empresa puede alegar lo que estime oportuno, después se estudiará el caso y se actuará según proceda. Por el contrario, sí es sancionable no disponer de hojas de reclamaciones o negarse a entregarlas a la solicitud de clientes, consumidores o usuarios. Fuente: Camara de Comercio de Toledo


File Attachment Icon
LEY 2 2010 COMERCIO MINORISTA.pdf